Guía de etiqueta para encontrar empleo con LinkedIn

Hay muchas posibilidades de alcanzar tus metas profesionales en LinkedIn, la mayor red profesional del mundo, eso sí, solamente si sabes cómo debes comportarte.

Guía de etiqueta para encontrar empleo con LinkedInLa etiqueta es fundamental en cualquier ámbito, unas pocas normas de comportamiento que te permitirán ser “bien visto” y convertirte en objeto de deseo, ya sea para negociaciones empresariales como para reclutamiento.

En el caso concreto de estar buscando un cambio profesional, hay tres pautas fundamentales que debes asegurarte de cumplir:

1. Oculta tu actividad, pero mantén público tu perfil.

Parece contradictorio a simple vista, pero no lo es en absoluto. Me explicaré: habitualmente, cada vez que modificas tu perfil profesional en LinkedIn, salta una actualización en la página de inicio de todos tus contactos. Esto en sí mismo no es malo, sin embargo, cuando empezamos a buscar empleo es muy normal que empecemos a realizar pequeños cambios de manera frecuente en nuestro perfil (como parte de su mejora y refinamiento). Sobre todo cuando los cambios tienen que ver con nuestro titular o el nombre de nuestro puesto actual, estas notificaciones pueden llamar mucho la atención de nuestra red de contactos, y puede que eso no sea lo que queremos mientras estemos “en fase de pruebas”.  No queremos molestar ni confundir a miembros de nuestra red de contactos con estos cambios frecuentes, y por supuesto, no queremos darle pistas a nuestro actual jefe (en caso que estemos actualmente trabajando) de que estamos planeando abandonar la empresa.

Podemos evitar todo esto de una manera muy sencilla ¿cómo? Desactivando la función de difusión de tu actividad, que encontrarás dentro de los controles de privacidad, en el menú “cuenta y configuración”.

 Cómo desactivar la difusión de actividad en LinkedIn

No obstante, recuerda volver a activarlo cuando termines de aplicar los cambios, es muy interesante que los demás puedan ver tu actividad en la red, todo lo que hagas de forma pública formará parte de tu marca personal e incluso, atraerá visitas a tu perfil, cosa que te interesará mucho si estás buscando trabajo. Aumentar las ocasiones de ser visto, aumentará las posibilidades de ser encontrado.

En relación con esto, deberás decidir qué información sobre ti podrán ver otros usuarios cuando visitas su perfil. Aquí tienes 3 opciones:

  • Tu nombre y titular.
  • Características del perfil anónimas como sector y cargo.
  • Completamente anónimo.

Mi recomendación es que seamos totalmente abiertos. Muchas veces he oído comentarios del estilo “pero fulanito verá que he estado viendo su perfil!” mi respuesta siempre es “¿y que problema hay?”. Recordemos que nos estamos desenvolviendo en una red pensada para hacer networking, mal estaríamos si estuviera mal visto ver el perfil de alguien. Más bien al contrario, y poniéndonos en la situación de un reclutador, el hecho de que un candidato, antes de aplicar a una oferta que mi compañía ha publicado, visita mi perfil, empieza a seguir la página de empresa de la compañía o incluso trata de establecer un primer contacto, denotará un interés profundo por el puesto y por querer entender y conocer la empresa y el equipo. Para mí, en ese contexto, el ver que esa persona ha visitado mi perfil será un plus. Piensa que un perfil público puede alertar a la persona adecuada de que tú estás interesado en el puesto que ofrece.

Recuerda que esta configuración la puedes modificar desde la sección ajustes de privacidad.

qué información pueden ver otros usuarios cuando visitas su perfil en LinkedIn

 2. Mantén un perfil transparente y coherente.

Según Nicole Williams (LinkedIn Career Expert), uno de los errores más comunes entre los profesionales que están buscando empleo es el de no justificar los gaps en su historia.

Todos hemos tenido a lo largo de nuestra carrera algún empleo que podríamos considerar que no está del todo alineado con nuestros objetivos profesionales, o tal vez algún parón que hemos aprovechado para formarnos, o hemos necesitado un tiempo sabático para atender algún asunto personal. No tiene sentido obviarlo, puesto que todo buen seleccionador te preguntará llegado el momento sobre esos vacíos en tu cv o peor incluso, podría llegar a descartarte en la primera criba.

Además nunca sabes cuál es el skill que puede llamar la atención del reclutador.

Una cosa más, si has ocupado varias posiciones dentro de una misma empresa, no lo obvies, ¡al contrario! Detallando cada etapa de tu paso por la empresa denotarás que eres una persona capaz de ir aprendiendo, escalando posiciones y creciendo profesionalmente dentro de una organización. Además, un empleado que ha podido evolucionar en una empresa se presupone que ha sido un empleado valorado en dicha empresa (razón por la cual se le ha permitido crecer en la organización.

Ejemplo de varios puestos ocupados en una misma empresa _ LinkedIn

3. Trata de conocer a la persona que hay tras la posición.

Aquí puedes utilizar todas las armas que LinkedIn pone a tu alcance para acceder a aquella persona que ha publicado la oferta o que será responsable de la selección del candidato más adecuado. Identifícale y trata de contactar con él/ella, aunque no aceptara tu solicitud de contacto o no respondiera tu inMail, será consciente de que tu intención habrá sido la de ir más allá, cosa que valorará positivamente. En caso de que consigas acceder a la persona adecuada, trata de ver qué cosas podéis tener en común y que te pueda servir como “gancho” para generar una relación.

Haz tus deberes, pon el máximo cuidado en la reparación de tu candidatura y verás que los resultados mejorarán.

Posted by Elisabet Cañas  |  2 Comments  |  in Buscar empleo con LinkedIn

2 Comments

  1. Pingback: Recursos útiles para la búsqueda de empleo. Parte 29ª | EL BLOG DEL INAEM

  2. Pingback: Guía de etiqueta para encontrar empleo con LinkedIn | Descubriendo LinkedIn « My CMS

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*