engagement

Cómo hacer un approach adecuado en LinkedIn

algunos tips para un BUEN APPROACH COMERCIAL en LinkedInHay muchos comerciales que utilizan LinkedIn para Social Selling, que han incorporado LinkedIn a su rutina comercial, y que logran alcanzar sus objetivos de venta a través de este canal.

Sin embargo, no siempre es así. Ayer publiqué una actualización en LinkedIn haciendo referencia a una cosa que nos ha pasado a todos alguna vez: aceptas una solicitud de contacto y acto seguido, esa persona te envía un mensaje comercial de copy-paste.

Sabéis a cuáles me refiero, esos mensajes que se nota que en absoluto están personalizados, que lo que ofrece esa persona o empresa no encaja para nada con lo que tú (o la empresa que representas) haces, y que te hace pensar que, si esa persona hubiera dedicado 1 minuto a ver tu perfil, se habría dado cuenta de que tú no eras la persona adecuada, no eres su target.

Para mí, eso es spam. Puede que tengas suerte, y que casualmente el destinatario se vea reflejado y le pueda interesar tu oferta, pero siendo realistas, lo más probable es que no. En este caso, podemos estar dando la sensación de ir dando palos de ciego y lo peor, es que el ratio de conversión de este tipo de acciones es bajísimo, por lo que estaremos empleando mal nuestros esfuerzos, dedicando tiempo a unas acciones comerciales que, en la mayoría de casos, no van a dar resultados.

Algunos de los profesionales que comentaron mi actualización me han preguntado, en ese caso, ¿cuál es, según tú, el tipo de aproach adecuado? No soy un gurú de las ventas, pero he sido comercial toda la vida y he enviado muchos emails comerciales.

Los mensajes que enviamos a nuestra red de contactos comparten la esencia de los emails de venta, pero LinkedIn te permite hilar mucho más fino. Ahí van, en mi opinión, algunas buenas prácticas para hacer un approach adecuado cuando quieres vender a través de LinkedIn:

 

NO VENDAS. ¿Parece contradictorio, a que sí? Con la aparición de LinkedIn (y las redes sociales profesionales que le precedieron) el modelo de venta en B2B ha cambiado. Antes debíamos dedicar la mayor parte de nuestros esfuerzos a mostrar nuestra oferta, describir las bondades de nuestros productos y servicios para convencer al decisor de compra. Ahora, en cambio debemos destinar la mayor parte de nuestros esfuerzos en LinkedIn a generar confianza. Confianza en torno a “soy un profesional sólido y puedes contar conmigo para resolver X” o “la empresa que represento es la que mejor solución puede aportar en X tema”. Generar confianza no consiste en describir las bondades de tu offering a través de esta red, sino a que toda tu presencia – desde tu perfil a tu actividad – en LinkedIn debe reflejar ese posicionamiento.

 

IDENTIFICA A TU TARGET. LinkedIn es el Google de los profesionales, utilizando las opciones de búsqueda avanzada, moviéndote en los grupos, etc puedes llegar a identificar a tus interlocutores adecuados ¿Tu target son Directores de Marketing, en Barcelona, del Sector Automoción? No tienes más que jugar con los filtros para dar con ellos.

APORTA VALOR. Resulta brusco que la primera toma de contacto sea directamente un “te quiero vender algo”, sea de forma más o menos sutil. ¿Dónde quedó el romanticismo? Antes, es importante generar un clima de confianza, un mínimo de relación.

LA INFORMACIÓN ES PODER. Una vez tienes identificados y seleccionados aquellos profesionales que pueden ser tus potenciales clientes, investiga un poco.

Visita su perfil, lee su extracto y su posición. Confirma que realmente esa persona es tu interlocutor adecuado. Revisa su actividad (que es visible desde su perfil), mira qué publica, qué comenta, cómo se posiciona, con qué está de acuerdo y con qué no, sus intereses…

Esa información que antes no teníamos, ahora con LinkedIn está a nuestro alcance. Podemos conocer a esa persona antes de conocerla. Quién sabe, igual descubrimos que estudiamos en la misma universidad, que tenemos un contacto en común que nos puede facilitar el acceso, que va a participar en un congreso al que tú vas a asistir, que ha trabajado previamente en una empresa cliente tuya, por lo que tal vez esté familiarizado con tus servicios… La información es poder, siempre.

 

DENOTA INTERÉS POR LA OTRA PERSONA. Utiliza la información obtenida para personalizar tu invitación a conectar. Siempre se valora mucho más una invitación personalizada. Entras mejor.

“Leí tus opiniones sobre xxx en tu último artículo y me pareció xxx…”

“He visto que serás ponente la próxima semana en xxxx, me encantaría poder coincidir contigo allí….”.

 

OLVÍDATE DEL COPY-PASTE Y DEL ESTIMADO/A. Si quieres comunicarte directamente con uno de tus contactos porque crees que puede tener una necesidad que tú puedes cubrir, ofrécele tus servicios, claro.

Por ejemplo:

  •  Yo soy freelance.
  • Mi negocio somos yo, conmigo misma.
  • Me dedico a la optimización de la presencia en LinkedIn tanto de profesionales como empresas. Optimización de perfiles, planes de presencia, formación, conferencias, etc.
  • Tengo mi propia web.

Toda esta información está perfectamente reflejada en mi perfil. En base a esto, difícilmente pueda reaccionar al recibir ofertas como:

Buenas tardes Elisabet, Soy account manager de XXX, somos expertos en la gestión de Lotería de Navidad para empresa. Imagino que los empleados de LinkedIn compartís un décimo en Navidad. ¿Me puedes facilitar el contacto de quien lleva este tema?

Por supuesto, no soy empleado de LinkedIn. Y siendo yo sola, no puedo ser target para este tipo de servicio.

Estimado Elisabet Cañas Cortés, En XXX queremos ayudarle a gestionar sus reglas de negocio de manera sencilla, rápida e intuitiva. Por eso, le ofrecemos la solución YYY ODM (Operational Decision Manager). Una plataforma que le permitirá modelar, automatizar y gobernar la toma de decisiones. (…)

De nuevo, no soy target para este tipo de oferta, entiendo que encajaría en organizaciones más complejas que la mía. Pero lo que me mata es el “Estimado Elisabet Cañas Cortés”.

Hola Elisabet, encantada de saludarte! Me gustaría presentarte los servicios de la empresa de catering en la que actualmente estoy trabajando. XXX es una empresa de Catering especializada en catering para empresas, no sé si vosotros utilizáis este tipo de servicios, o me puedes decir con que persona de tu equipo/empresa debo hablar, adjunto algunas propuestas para que puedas conocernos un poquito mejor, te doy mi correo por si quisieras contactar. xxx@xxx Un saludo.

No está mal del todo, pero antes de pasarme toda esta información me faltarían los preliminares. “Oye, he visto que parte de los servicios que ofreces consiste en impartir cursos, conferencias, o in-company’s. Entiendo que este tipo de eventos, tal vez puedan incluir un coffee break, una comida, etc ¿Es así? ¿Esta parte de los eventos la organizas tú? ¿O tu cliente?”

Gracias por aceptar nuestra invitación en LinkedIn, pensamos que nuestro producto les puede ser de gran ayuda solucionando o mejorando el servicio de parking, más fácil para ustedes y sus clientes. Somos XXX empresa de servicios e instaladora de receptores gsm para puertas automáticas y eléctricas. ¿Qué posibilidades dan nuestros receptores? 1º Una vez instalado el receptor, la puerta se podrá abrir utilizando el móvil. 2º Programa de gestión de altas de usuarios, desde oficinas o recepción mediante ordenador podrá gestionar las altas y bajas de usuarios, incluso antes de la llegada del cliente al hotel. (…)

¿“Nuestra invitación”? Yo acepté la invitación de una persona, una persona con nombres y apellidos. ¿“Les puede ser interesante”? ¿a mí y a quién más? Juro que jamás he trabajado en un hotel.

Todos éstos son casos reales, mensajes que yo misma he recibido.

Este tipo de detalles, creo, marcan la diferencia. Por el contrario, estaría encantada de que me contactara – por ejemplo – alguien diciéndome:

“Hola Elisabet, sigo desde hace tiempo tus publicaciones sobre cómo hacer un mejor uso de LinkedIn. Me gustó especialmente tu último artículo que hablaba de xxx. He notado que, a menudo, en tus artículos en LinkedIn, incluyes links a tu web. Le he estado echando un vistazo y creo que ahí estás perdiendo una oportunidad. Me explico: veo que está basada en un WordPress, pero es una versión antigua, estéticamente le convendría un “lavado de cara”, ¿has notado que las imágenes a veces quedan cortadas, la letra es demasiado pequeña….? ¿Cómo crees que es la experiencia de usuario cuando un potencial cliente llega a tu web? Si quieres, puedo ayudarte con eso, tengo algunas ideas que te permitirían sacarle mucho más partido a tu web”.

A mí, personalmente me llamaría la atención.

Soy una firme defensora de LinkedIn. Me encanta LinkedIn. Y estoy convencida de que LinkedIn puede ser nuestro mejor aliado para llevar la relación con nuestro mercado a otro nivel. Pero no es más que un canal, la diferencia la marcamos nosotros. Y no podemos esperar resultados diferentes si replicamos, en este nuevo medio, antiguos errores.

Posted by Elisabet Cañas  |  0 Comment  |  in Gestiona tu presencia en LinkedIn
Qué son y cómo funcionan los Grupos en LinkedIn

Qué son y cómo funcionan los Grupos de LinkedIn

Pocas veces hemos tratado el tema de los Grupos de LinkedIn en este blog, sin embargo, para cualquiera que se plantee diseñar una estrategia de comunicación específica para esta red social, es una herramienta a tener muy en cuenta.
¿Qué son exactamente los Grupos de LinkedIn?
Los grupos de LinkedIn proporcionan un espacio virtual para que los profesionales de un mismo sector o con intereses similares compartan contenidos, encuentren respuestas, publiquen o vean empleos, entablen contactos comerciales y se establezcan como expertos en un sector.
Qué son y cómo funcionan los Grupos en LinkedIn
¿Qué debo saber como Community Manager sobre los grupos?
Como explicábamos ya en otro post, si eres capaz de dedicarle bastante tiempo, puedes crear y moderar un grupo con una temática afín a la de tu negocio, o que trate de temas que sean de interés de tu audiencia target. Como siempre, aquí no servirá de nada crear un grupo sobre tu marca, los grupos deben ser un punto de encuentro para lanzar ideas, debatir o generar alianzas.
Cada usuario de LinkedIn puede crear hasta un máximo de 20 grupos ( y ser miembro de 50). Piensa bien tanto el nombre como el hilo argumental de tu grupo.
LinkedIn permite tres tipos de gestores en los grupos, con distintos permisos:
  • Propietario del grupo: quien crea el grupo, tiene el máximo nivel de permisos. Puede designar a administradores y moderadores. Decide sobre temas relacionados con los miembros, los debates, la configuración, los subgrupos, las reglas, etc. También puede transferir la propiedad a un administrador del grupo.
  • Administrador del grupo: posee las mismas funciones que el propietario, a excepción del cierre o la transferencia de la propiedad del grupo.
  • Moderador del grupo: limitado a controlar los debates y comentarios y gestionar las colas de solicitudes y de moderación. También pueden iniciar un debate.
Los tres cargos pueden gestionar las colas de solicitudes y de moderación.
Si eres propietario, administrador o moderador de un grupo verás un recuadro de notificación de color naranja en la página de Grupos para avisarte de que hay contenidos que gestionar.
Ok, ya tengo un grupo, lo he creado y configurado y ahora quiero darlo a conocer, ¿qué opciones tengo dentro de LinkedIn?
  •  Enviar invitaciones a unirse a tu grupo de tres formas:
    •  seleccionando aquellos contactos de tu red a los que quieres enviar la comunicación
    •   cargando direcciones manualmente
    •   cargando un archivo CSV
  • Compartir un “Enlace para unirse al grupo” que el mismo sistema te permite generar, para incluirlo en tus comunicaciones sobre tu base de datos.
  • Optimizar y editar la información del grupo para que incluya palabras clave que puedan estar buscando miembros potenciales.
  • Promover y permitir que los miembros del grupo inviten a otros usuarios.
  • En función de tu presupuesto, anunciar el grupo con LinkedIn Ads (haciendo clic en el enlace Publicidad en la parte inferior de cualquier página de LinkedIn).

Por supuesto, esto es sólo el principio, ¿quieres saber más sobre los Grupos de LinkedIn? No dudes en contactar con nosotros!

Posted by Elisabet Cañas  |  2 Comments  |  in Grupos en LinkedIn
FITUR 2013 - El Networking no consiste en coleccionar cromos

El networking no consiste en coleccionar cromos

Después de un par de días muy intensos en FITUR a base de visitar clientes ( y potenciales, claro), amigos y colaboradores, he tenido ocasión de observar el comportamiento de los profesionales que acuden a este tipo de eventos. Creo que son muy curiosos los rituales que unos y otros repiten casi automáticamente en estas situaciones. En particular, el momento “intercambio de tarjetas“. Sí, aunque podemos pensar que este formato está obsoleto, la necesidad de coleccionar estos papelitos está muy arraigada en nuestra cultura.

FITUR 2013 - El Networking no consiste en coleccionar cromos
Se me plantean dos cuestiones:
Primero, ¿acumulamos por acumular, o realmente tenemos intención de darle continuidad a esa relación?¿seremos capaces de cumplir las expectativas generadas? ¿Ofreceremos una propuesta de valor y consideraremos seriamente todas las posibilidades de colaboración que hemos visto aparecer? ¿O bien dejaremos todas esas tarjetas en un cajón hasta el próximo año? Sinceramente creo que tanto clientes como proveedores realizan serias inversiones para participar en este tipo de eventos, cada uno con sus necesidades y objetivos,  y que hay que ser muy eficiente en la gestión post-evento de esos nuevos contactos, para poder monetizar esas oportunidades comerciales.
Segundo: ¿somos conscientes de quienes forman parte de nuestro network? Y sobretodo, ¿cuidamos nuestras relaciones? Tener una gran red de contactos en LinkedIn no consiste en acumular miles de contactos, si no realmente gestionar esos contactos y construir relaciones. Eso de “tirar de un contacto” a conveniencia no funciona. Al aceptar o al invitar a alguien a formar parte de nuestra red de contactos, debemos preocuparnos de entender qué puntos en común tenemos con esa persona y en qué manera podemos llegar a aportar algún valor a esa relación. La manera más fácil de hacerlo es sencillamente, dar la bienvenida a tu red o agradecer que haya aceptado tu invitación, y ponerte a su disposición si en algún momento  considera que tu ayuda (por tus características, posición, contactos, conocimiento sectorial, etc) puede serle útil. Ayuda desinteresadamente a tus contactos siempre que puedas aunque creas que nunca necesitarás que te devuelvan el favor, la vida da muchas vueltas y tener una buena reputación siempre suma.
Posted by Elisabet Cañas  |  0 Comment  |  in Gestiona tu presencia en LinkedIn

Tu empresa tiene página en Linkedin…¿y ahora qué?

Ya en 2010 escribíamos en este blog sobre la aparición de las páginas de empresa en Linkedin y su  potencialidad para todas aquellas compañías que tienen todo o parte de su negocio basado en el público profesional. No hace falta decir que en este tiempo ha habido muchas novedades al respecto, y han sido múltiples los posts escritos (sobretodo últimamente) sobre las mejoras que se están realizando – y las que están por llegar! – en la interfaz de Linkedin.

Páginas de empresa en Linkedin

Desde su aparición, son muchas las empresas que en mayor o menor grado están gestionando sus páginas en Linkedin pero… ¿qué significa realmente tener una estrategia de empresa en Linkedin?

Del mismo modo que en cualquier red social la Estrategia es clave, no basta con estar sino que también hay que ser. De ahí los dos desafíos clave para cualquier compañía en Redes sociales:

  1. Saber interactuar con sus contactos (fans, followers…) para transformarlos en clientes.
  2. Lograr que los ya clientes compartan sus experiencias en las Redes de una forma positiva y eficaz para lograr la máxima viralidad posible.

En este sentido, una correcta estrategia en Linkedin – siempre del punto de vista corporativo – debería basarse en estos 5 pilares:

1.       Crear una presencia corporativa

2.       Atraer seguidores

3.       Generar engagement con tus seguidores

4.       Usar tu network como amplificador

5.       Analizar y mejorar

Por supuesto, lo primero que hay que hacer es pensar cuál debe ser el objetivo de la presencia de mi empresa en Linkedin. En función de ello, definir e implementar todas las acciones necesarias para alcanzarlo.

Crear una presencia corporativa

Crear tu página de empresa en Linkedin es muy fácil, podéis encontrar toda la información necesaria aquí. Algunos tips importantes a la hora de crear una página de empresa en condiciones son, por ejemplo, designar una lista cerrada de administradores, aquellas personas que no sólo podrán acceder al backoffice de la página y crear o modificar los contenidos, o ver las estadísticas, sino también publicar actualizaciones de estado en nombre de la empresa.

Tu empresa tiene página en Linkedin.y ahora qué

También es importante tomarse un tiempo para pensar qué pondremos en el espacio destinado a la descripción de la empresa puesto que en muchos casos, ésta será nuestra tarjeta de visita. Por supuesto, cuantos más links incluyamos apuntando a nuestra web, mucho mejor. La sección “Especialidades” es importantísima para conseguir que la página de vuestra empresa sea fácil de encontrar. En este punto hay que incluir el máximo de keywords relacionadas con vuestro negocio, productos o servicios.

A partir de ahí, se trata de publicar en la sección “Productos y Servicios” todo aquello que la empresa ofrece, teniendo en cuenta incluso que es posible segmentar nuestra audiencia y mostrar un contenido diferente a cada segmento de nuestros seguidores. El apartado “Productos y Servicios” deberá ser la sección más viva de la página puesto que permite, además de dar una primera pincelada sobre lo que ofrece la empresa, generar recomendaciones sociales, dirigir tráfico a nuestra web (a aquellas landings específicas de cada producto o servicio) y facilitar que los potenciales clientes puedan contactar con nosotros, puesto que para cada producto podremos asignar, dentro de la página, una persona de referencia.

Crear una presencia corporativa en Linkedin

Atraer seguidores

Según Linkedin, aquellas compañías que consiguen un mayor engagement son las que tienen un mínimo de entre 100 y 200 seguidores. Y es lógico puesto que, como en cualquier otra red, se necesita una mínima masa crítica para empezar a ver resultados. Por eso es importante establecer un pequeño plan de acción, encaminado a conseguir followers. Podemos empezar con acciones muy sencillas:

  • En primer lugar, invitar a familiares, amigos y colegas a seguir a la empresa.
  • Utilizar otros medios (campañas de emailing, por teléfono, en persona, tarjetas de visita, etc.) para dar a conocer la existencia de la nueva página. Por supuesto, como en cualquier tipo de campaña debemos plantear un call to action claro, ofrecer algún tipo de incentivo a seguir a la empresa y unos beneficios concretos asociados.
  • Hacer referencia a la página de empresa en Linkedin a través de nuestra web (por supuesto, añadir un botón “Follow company”) e incluso otras redes sociales donde nuestra presencia esté ya más consolidada.

Generar engagement con tus seguidores

Muy fácil, ESCUCHAR. Pensar en qué le interesa a tu audiencia y adaptar tus mensajes corporativos de modo que consigan no sólo captar su interés, sino que fomenten la interacción. Incluso analizar qué días de la semana – y en qué franjas horarias – están más receptivos. Algunos consejos:

  • En tus publicaciones, utiliza siempre que puedas, links o imágenes
  • Piensa en realizar publicaciones breves, con mensajes concretos y que aporten información de valor para tu audiencia. Procura formular preguntas, de este modo, conviertes el monólogo en un conversación.
  • Dales a tus seguidores indicaciones claras, animándoles a tomar parte de la conversación. Por ejemplo “comparte”, “inscríbete”, “descárgate”…

Generar engagement en Linkedin

Usar tu network como amplificador

Por supuesto, “tira de contactos” pero además, puedes elegir los Grupos de Linkedin como una herramienta más para atraer tráfico y dar a conocer tu empresa y tus servicios. Generando debates orientados a los diferentes targets que pueda tener tu compañía. Lo importante aquí será no sólo la creatividad en la propuesta de discusiones sino tu perseverancia y la constancia de nuevas participaciones en los grupos que gestiones. Importantísimo, no caer en el error de utilizar los grupos para “spamear” a sus miembros con oferta, oferta, oferta. Debe ser un punto de reunión entre profesionales con intereses en común.

Analizar y mejorar

Personalmente, me encantan las herramientas de medición que ofrecen actualmente las páginas de empresa en Linkedin. Han evolucionado mucho desde que aparecieron este tipo de perfiles, y facilitan al administrador de la página información muy valiosa para ir corrigiendo el rumbo de las comunicaciones en este medio.

Analizar y mejorar tu presencia en Linkedin

Analizar y mejorar tu presencia en Linkedin

* En el gráfico de izquierda vemos como la empresa del ejemplo ha experimentado un fuerte incremento de popularidad desde que empezó a publicar actualizaciones de forma diaria.

Por una parte tenemos las estadísticas sobre los seguidores y por la otra, información sobre la actividad de la propia página. Esta información es actualizada por los sistemas de Linkedin semanalmente. En esta estadística se analiza desde el número de personas que ha empezado a seguir tu página de empresa dentro de los últimos 7 días, hasta  el número total de veces que usuarios de la red han recomendado, hecho clic, comentado o compartido una actualización (siempre con sus correspondientes incrementales respecto a los 7 días anteriores).

Incluso, podemos ver el grado de “éxito” individual de cada publicación (a las 24 horas de la publicación) y así ver lo que funciona mejor para poder así focalizar nuestros recursos en ello:

Grado de éxito de cada publicación en Linkedin

Para cada actualización vemos:

  1. Si es visible para toda nuestra audiencia o sólo para algún segmento.
  2. El número de veces que esta actualización ha sido vista en LinkedIn.
  3. El número de veces que se ha hecho clic en el enlace de contenido de la actualización en LinkedIn.
  4. El número de veces que un usuario ha compartido el enlace con su red.
  5. El porcentaje de veces que los miembros interactuaron (hicieron clic, recomendaron, comentaron o compartieron) con esta actualización.

En resumen, Linkedin a día de hoy es la mejor plataforma en la que una empresa puede interactuar con su público profesional. ¿Por qué no incorporarla a tu estrategia de marketing en redes sociales?

Posted by Elisabet Cañas  |  1 Comment  |  in Páginas de empresa